jueves, 2 de marzo de 2017

Irezumi itai


Moriarty, Yori: “Irezumi itai. Tatuaje tradicional japonés
Ed Satori Gijón 2015

Ante todo dejar claro que soy un ignorante completo de todo lo relativo al arte del tatuaje japonés. Lo digo por que es seguro que encontremos reseñas y críticas más profundas y con más fundamento que la de este un tanto deslavazado blog.
Una vez más la edutorial Satori nos aporta una obra interesantísima y sobre manera útil para los lectores en castellano. Una antigua compañera calificaba los libros ocmo "funcinales" y "los que son perder el tiempo" (o sea que no trajeran datos concretos del tema elegido), Usando esa casi delitante clasificación, diría que este es un libro "funcional", o mejor dicho es además funcional. Sin embargo, es tante todo una lectura interesante y amena ante todo. Para quienes como yo no estamos introducidos en el fascinante mundo del tatuaje japonñes y sí deslumbrado por su abigarrada belleza y riqueza de temas y tonos es un muy buen primer acercamiento al tema
Una breve pero jugosa historia del tatuaje japonés inicia el trabajo, siempre apoyado por unas magníficas ilustraciones. Pasa luego a desarrollar, más que la técnica, los temas centrales en que se bass su riqueza formal. La relación que tienen estos temas, e incluso sus formas, con el ukiyo-e en su sentido más amplio, y el tratamiendo que da el autor hace que el texto tenga multitud de apuntes iconográficos que son un hallazgo para los lectores en castellano pies es tema del que andamos algo escassos y lo que encontramos es bastante tópico.
Ilustraciones magníficas y muy abundantes encajando en el texto y tema del que se trata, aún así muchos de los temas nos resultan dificiles de reconocer por lo intrincado de su exoresión pictorica en el tatuaje y mucho más cuando éste, por definición, varñia sobre distintos cuerpos. Nada más inestable que el cuerpo humano ni con más ricqueza de formas. El tatuaje ha de adaptarse a ellas lo que, repito, muy a menudo nos resulte casi unposible de reconocer un tema que, en plano, resultaría obvio. Quizés el ejemplo más llamativo sea el de las carpas, tema claro de mayor o menor dificultad pero en principio sin problemas de identificación. Sin embargo, a menudo viendo un cuerpo tatuado vemos tal abundancia de formas que podemos llegar a no encontrar le carpa.
Resumiendo: una obra que vale la pena leer y contemplar aunque no se tenga un especial interés por la cultura japonesa.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada